SAN SIMÓN

Cierta vez, don Juan de la Vega, que tenía que emprender viaje desde la ciudad de Quito, en el Ecuador, a la cuidad de Chachapoyas, en el Perú; para cuyo destino era paso obligatorio el remoto pueblito de Ocallí, acercándose espontáneamente, a una tienda donde se ofrecía en venta la efigie de San Simón, se vio animoso por apoderarse de la imagen.

Compare

Descripción

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “SAN SIMÓN”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *